Imprimir

Cómo prevenir las hemorroides en verano

Fecha: .

hemorroides-andar2Hay determinadas épocas del año en las que las hemorroides pueden resurgir o aparecer con más intensidad que en otros momentos. Recordamos que este trastorno se origina por la formación de unas almohadillas ocasionadas por los vasos sanguíneos que rodean el canal anal, que cuando se dilatan e inflaman, producen molestias y dan lugar a lo que se conoce como patología hemorroidal. El calor, al tener un efecto vasodilatador, puede influir en el incremento de estas molestias, por lo que el verano puede ser una fecha negativa para este trastorno. De igual modo, si cambiamos los hábitos alimenticios podemos padecer algún trastorno digestivo, siendo el estreñimiento el que más repercusiones puede tener para las hemorroides.

Los síntomas generales de este trastorno son principalmente picor y escozor en la zona, dolor después de evacuar, sensación de “bultos” sensibles en el canal anal, y sangrado rojo y brillante al finalizar la deposición.

En contra de lo que se pueda pensar, las hemorroides son frecuentes de hecho se estima que las padecen entre un 10% y 25% de la población adulta. Y son varios los factores que predisponen a padecerlas, además de los mencionados tiene que ver la herencia genética, el sedentarismo, el escaso consumo de fibra, etc. Durante el embarazo también hay una mayor propensión a sufrirlas.

Entre las formas de prevenirlas sobre todo en fechas donde se pueden sufrir más, como el  verano, destaca la incorporación de algunos hábitos saludables. Por ejemplo, debemos incorporar en la dieta más fibra, siempre a través de cereales integrales, frutas, verduras y legumbres. Podemos tomar también lácteos fríos que estimulan el tránsito intestinal, aunque en el caso del queso es mejor consumirlo no fermentado y preferentemente untable.

Debemos incorporar algo de actividad aeróbica a nuestra vida diaria, caminar, andar o nadar, son buenas opciones que mejoran la circulación venosa y mejoran nuestra salud en general.

Como opción es posible recurrir también a la homeopatía. Esta terapéutica es eficaz  para el tratamiento de las hemorroides que se manifiestan por crisis dolorosas, prurito y pequeños sangrados.

No se han descrito efectos adversos relevantes asociados a la toma de medicamentos homeopáticos como reacciones alérgicas, irritación de la piel perianal o picor, o más generales como palpitaciones o nerviosismo.

La homeopatía es compatible con otros medicamentos y puede usarse junto a otros tratamientos. También puede emplearse en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia siempre bajo supervisión del profesional de salud, y en personas mayores o con otras patologías.

Por último, añadir que los medicamentos homeopáticos son fáciles de administrar, ya que disponen de diferentes presentaciones especialmente adaptadas para la administración local en el canal anal.