Gestación, nacimiento y crianza desde el sur. Una mirada comprensiva-compasiva sobre la infancia, la salud y la vida.

1131

Este es el título de la última obra escrita y publicada por, nuestra compañera, la doctora María Fuentes Caballero, editada, como sus libros anteriores, por la Editorial Icaria, dentro de la colección Milenrama.

 María Fuentes Caballero es médica, homeópata, médica naturista, y educadora de salud.

Desde hace 40 años centra su actividad médica en la salud materno infantil, la mejor forma de hacer medicina preventiva, de ayudar a criar niños sanos que luego serán adultos sanos. Durante esos 40 años ha atendido y acompañado a miles de familias.

 Se ha dedicado a algo tan bonito y tan esencial como enseñar a aprender a vivir. Además de curar.

 En su dedicatoria, al principio del libro,  habla de redescubrir la vida desde los ojos de una criatura, y una criatura es un ser creado por la divinidad, que forma parte de la creación. Porque la crianza tiene una doble acepción: crear y criar, es decir, dar ser a algo que antes no existía, producir, engendrar, procrear, facilitar el nacimiento y posterior crecimiento, cuidar, alimentar, nutrir, instruir, educar, dirigir a las criaturas, y que estas se desarrollen y crezcan.

La salud empieza por el principio, por el periodo peri natal, es muy importante la vida intrauterina, y los tres primeros años son fundamentales.

Ella se ha guiado siempre por el criterio naturista, enriquecido por el dominio de la homeopatía. Todo, admirablemente integrado en un trabajo multidisciplinar. Basado en un estudio integral de la familia. Siempre ha propiciado la autogestión de la salud, y para ello ha facilitado a sus pacientes toda la información que les pudiera ayudar en la toma de decisiones.

Siempre pone en primer plano la relación medico paciente (ahora tan importante en un mundo cada vez más dominado por la inteligencia artificial) y el acento en la escucha consciente.

María es defensora de la actividad grupal: ha organizado Grupos de crianza y Grupos de mujeres ha centrado su actividad en la Educación sanitaria para Empoderar en salud a la población.

En su libro denuncia la medicalización, una medicina enfocada exclusivamente en la enfermedad, y en la enfermedad como ente nosológico. Enfermedades inexistentes y tratamientos innecesarios. Se hace sobre diagnostico y sobre tratamiento, y el resultado es la yatrogenia (30000 españoles mueren al año por esta causa), y un galopante aumento del gasto sanitario de forma ineficiente (se derrocha el dinero de todos).

 La situación actual del sistema sanitario, el estilo de vida que se impone a las criaturas y el tratamiento sintomático y farmacológico imperante que está generando un aumento alarmante de las enfermedades crónicas, desde la infancia.

La dependencia cada vez mayor del sistema médico. El autoritarismo, la des humanización de la asistencia sanitaria y la relación de poder en el abordaje de la salud.

 Un modelo bio-médico cientifista, que es un lastre al avance del conocimiento.

Denuncia el trato que se le da a una mayoría de las mujeres, que tienen qu parir con unos protocolos que nadie les consulta y que incluyen procedimientos sanitarios que la OMS solo considera justificables en casos muy determinados, con falta de intimidad y de toma de decisiones, abuso de técnicas percibidas por muchas mujeres como una agresión. Demasiadas cesáreas innecesarias y procedimientos diseñados a la medida del personal sanitario y no de la mujer. Habla de la violencia obstétrica y del secuestro de la salud por los tecnócratas y por la industria farmacéutica.

Un sistema en el que lo convencional es una medicina mecanicista, reduccionista y cada vez mas especializada y supresiva. Un paradigma muy viejo.

Pronósticos injustos e inhumanos en los que se califica a priori como incurables. Los médicos no somos dioses. Y la amenaza que se cierne sobre el ejercicio médico actual: la pretensión de imponer, someter una deontología y práctica médica, consecuencia de errores de conceptos y de conflicto de intereses no declarados.

Frente a ello propone: El abordaje multidisciplinar del ser humano. Redefinir la materpaternidad. La terapia de los conflictos de pareja, que tanta influencia tienen en la crianza.

El ensayo de una asistencia sanitaria ideal, un modelo centrado en la prevención que, de generalizarse, sería muy beneficioso para la gente y ahorraría mucho gasto al sistema.

Una invitación a salir del modelo familiar patriarcal y abrirse a la familia extendida. Recomponer, de forma saludable, las relaciones familiares.

Transmitir a otros el deseo de transmisión. Formación de profesionales, de agentes de salud.. Con el convencimiento de que la mejor prevención es acercar a la población los instrumentos de auto cuidado. Y que lo profesional no puede separarse de lo personal.

Una mirada holística y feminista que parte de su propia experiencia personal.

Plantea una re-formulación de la figura de la doula y una re definición del papel de la comadrona. Hace una reflexión muy lucida sobre el estado actual de la ginecología, la pediatría y la medicina de familia, de todo lo que rodea a la gestación de la salud de las criaturas y el papel de madres, padres y educadores.

Defiende la medicina de la vida frente a la medicina del terror.

 Se pone como objetivo ayudar a alcanzar los más altos fines de la existencia, a dejar este mundo en mejores condiciones de como lo encontramos.

Y nos trasmite un mensaje de esperanza: “nunca debemos dar nada ni nadie por perdido”.

Mª ha tenido la valentía, la inmensa valentía de salirse del raíl, de las creencias sin fundamento, que se repiten sin conciencia de lo que se dice. En su libro da la voz a los pacientes en primera persona. Muy importante el apartado ciencia y conciencia, donde nos alerta de la dictadura del cientifismo. Sobre la poco acertada gestión de la reciente pandemia. Y, sobretodo, sobre el abordaje de la enfermedad desde la homeopatía y la medicina naturista.

Como dice nuestro amigo, el Dr. Marino Rodrigo en el epílogo del libro: “Tanto por los perjuicios sanitarios causados a ciudadanos y pacientes como por la inaceptable pretensión de usurpación del ejercicio médico y de la propia medicina, resulta inaplazable despejar la tiniebla totalitaria y lucrativa que va cogiendo cuerpo. Avanzar en la humanización asistencial. Blindar la independencia del acto médico de intereses ajenos a su vocación y misión. Dotar a personas y comunidades de herramientas para la autogestión de la salud. Facilitar el ejercicio de libertad y autonomía personales en las decisiones sobre la misma, desterrando un paternalismo obsoleto y ocasionalmente lesivo, el mismo que empieza aconsejando al paciente y termina pretendiendo decidir por él. Estudiar a fondo factores de salud, mecanismos homeostáticos, recursos internos con intención curativa y elementos naturales externos en su apoyo, para su mejor aprovechamiento en situaciones de enfermedad. Hay margen para el optimismo. Pacientes y profesionales sanitarios de todos los gremios humanizan cada día la asistencia en múltiples ámbitos. Como revela esta obra, en Arcos de la Frontera se sigue trabajando en la salud de la mujer, la gestación, el nacimiento, la lactancia y la crianza.”

Esperamos que cunda el ejemplo.

https://icariaeditorial.com/novedades/4710-gestacion-nacimiento-y-crianza-desde-el-sur-9788418826146.html