El naturismo y la homeopatía

1289

Nos place consignar que en los Congresos homeopáticos van estableciéndose algunos puntos de compenetración entre verdaderos naturistas y homeópatas, como es justo y lógico, pues unos y otros
ofician en el Templo Hipocrático, y no hay incompatibilidad alguna entre el criterio naturista y el hahnemanniano, antes bien, uno y otro se complementan. Así no es de extrañar que la notable conferencia
del Dr. Ibarra despertara gran interés y fuera escuchada con agrado por el selecto auditorio que supo resistir el intenso calor del día. Y no pudiendo reproducirla íntegra por su mucha extensión, publicamos tan sólo sus CONCLUSIONES :

El estudio del criterio naturista y su aplicación a la Medicina humana, es de actualidad en los centros científicos. Es el resurgir del espíritu hipocrático en la Filosofía médica.
Para fijar este criterio precisando sus límites, sería conveniente la unificación de ideas entre médicos naturistas y homeópatas.
La doctrina informadora de la buena y nueva Escuela ha de precisar principios, medios y fines, y ha de evitar la confusión entre estos términos.
Los principios doctrinales son : el unitario, individualista; el finalista y el neovitalista.
El primero fija el concepto de objeto de estudio del problema: individuo humano uno;
El segundo fija el criterio que rige la Biología, por ser insuficiente el estudio de los mecanismos de los procesos.
El tercero acepta la existencia de Natura medicatrix, como agente determinante de las curaciones.
En las obras clásicas de Homeopatía, de HAHNEMANN y KENT, no se contradicen estos principios : se confirman, objetivamente interpretadas, sus ideas fundamentales.
La aceptación por la Escuela naturista de que el fenómeno primo de la reacción es la impresión y no la absorción, confirma el modo de utilización medicamentosa homeopática.
La no existencia de funciones esencialmente patológicas, por no ser éstas más que las fisiológicas perturbadas, obliga a aceptar como agentes modificadores de los procesos patológicos, los que
sostienen y, por sí, alteran el fisiologismo ; lo cual está conforme con el principio de similitud.
Si el agente curativo eficaz determinante es Natura medicatrix, las indicaciones fundamentales en buena clínica son : primera, retirar todo obstáculo a la labor de dicha fuerza; segunda, aportar los materiales que dicha fuerza necesita.
Entre estos materiales pueden estar los medicamentos homeopáticos.
Toda técnica que trate de dar resuelto el problema de la Naturaleza, queriendo suplantar la labor de ésta, no es admisible, ni útil.
La realidad de las curaciones espontáneas y la imposibilidad de curación de todos los enfermos, obliga a aceptar, a la vez que la tendencia a curar de Natura medicatrix, la limitación de su potencia.
Naturismo y Homeopatía unidos, fusionados en principios, medios y fines, trazarían el camino hacia la GRAN MEDICINA, con su límite de Primum non, nocere, y capaz de llegar a ser orientadora
de una Humanidad Nueva.
Los Dres. Fortier-Bernoville, Jaccard, Schmidt y Balland, expusieron algunos puntos de vista en relación con el Naturismo, siendo muy felicitado el Dr. Ibarra.

El Sol de Meissen Año V – N.º 22 J u l i o – A g o s t o 1933
CONGRESO HOMEOPÁTICO INTERNACIONAL . Madrid, 1933

CONFERENCIA dada por el D R . C. Ruiz IBARRA,
EN 26 DE JULIO DE 1933