Consejos prácticos para disfrutar del verano con bienestar

906

Con el calor y el verano es habitual que aparezcan alteraciones específicas de este periodo: piernas sobrecargadas, picaduras, quemaduras solares… Para evitar y combatir esos contratiempos hemos elaborado una serie de consejos prácticos que nos ayuden a disfrutar del verano con bienestar:

1. Protegerse del sol siempre. Los rayos solares ultravioleta A (UVA) afectan a las capas profundas de la piel mientras que los ultravioleta B (UVB) son más intensos y son la principal causa de quemaduras solares. Hay que aplicar cada hora una crema con factor de protección adecuado a cada tipo de pie.

2. Calmar las piernas cansadas. La mala circulación empeora con el calor, por eso es bueno mantener las piernas en alto, dejar correr agua fría en la zona afectada y terminar con un masaje con un gel refrescante como Árnica Gel, relajará los músculos, calmará las molestias y la sensación de hormigueo.

3. La proliferación de insectos durante la temporada estival así como las pequeñas irritaciones cutáneas son otro habitual de las vacaciones y de la vida al aire libre. Para calmar los pequeños picores cutáneos, Dapis Gel puede ser tu aliado en el neceser.

4. Después de nadar, tanto el salitre del mar como el cloro de las piscinas pueden provocar irritación y ligera sequedad ocular. En estos casos es recomendable una buena higiene ocular mediante una solución oftálmica como Euprhalia.

5. Es importante vigilar la higiene íntima, pues la cistitis es una de las afecciones más propias y molestas del verano. Para abordarla es aconsejable beber mucha agua, no permanecer con el bañador mojado y mantener una correcta higiene íntima. Para evitar su aparición y espaciar su repetición, la homeopatía ayuda a estimular la capacidad de reacción natural del organismo frente a agresiones externas.

6. La otitis externa es común en estas fechas y para prevenirla es importante no nadar en agua contaminada, no introducir objetos en el conducto auditivo y utilizar unos tapones adecuados.

7. Ante cualquier duda, consulta con tu profesional de salud, ya que éste te recomendará el tratamiento más adecuado en tu caso, que podrá incluir medicamentos homeopáticos de forma exclusiva o junto a los tratamientos convencionales. Y recuerda que, como todos los medicamentos, los homeopáticos son de venta exclusiva en farmacias.